Nuestros servicios

GARBI CONTRAINCENDIOS
servicios
Ofrecemos una amplia gama de servicios para la extinción y protección contra incendios.

Somos expertos en la elaboración de proyectos de ingeniería y legalización. Nuestra amplia experiencia nos posiciona como una empresa líder en el sector. Contamos con el mejor equipo para ofrecer un servicios inmejorable a todos nuestro clientes.

Los extintores son unos aparatos portátiles para apagar fuegos o incendios de pequeña magnitud que consiste en una especie de botella grande en cuyo interior hay una sustancia líquida, espumosa o en forma de polvo (agua pulverizada, hidrocarburos, dióxido de carbono, etc.); para apagar el fuego se arroja un chorro de esta sustancia sobre el mismo.

La campana aquosa es la solución para la detección y extinción en campanas de cocina mediante agente acuoso. De sobra es conocido el riesgo de incendio que existe en las cocinas industriales de restaurantes u otras actividades, debido a que están en contacto directo con el fuego que emiten. Si la sectorización o protección no es la adecuada, un incendio de estas características puede aumentar su efecto al propagarse a lugares colindantes.

Nos encargamos de instalarlos y de su correcto mantenimiento para que nuestros clientes siempre estén seguros.

Los BIE son los armarios con manguera y un cristal que se rompe fácilmente para poder accionar el mecanismo de extinción de incendios.

Grupos electrógeno y conmutación:

Un grupo electrógeno es una máquina que mueve un generador eléctrico a través de un motor de combustión interna. Son comúnmente utilizados cuando hay déficit en la generación de energía eléctrica de algún lugar, o cuando son frecuentes los cortes en el suministro eléctrico.

Un cuadro de conmutación es un dispositivo de interconexión de redes de otros dispositivos o computadoras. Conocido también como “switch”, el conmutador es un aparato que interconecta dos o más segmentos de una misma red para el enlace de datos, funcionando como un puente.

Hidrantes:

El hidrante es un equipo que suministra gran cantidad de agua en poco tiempo. Permite la conexión de mangueras y equipos de lucha contra incendios, así como el llenado de las cisternas de agua de los bomberos.

Los rociadores automáticos o regadores automáticos (fire sprinklers), son uno de los sistemas de extinción de incendios más conocidos. Generalmente forman parte de un sistema contra incendio basado en una reserva de agua para el suministro de sistema y una red de tuberías de la cual son elementos terminales. Por lo general se activan al detectar los efectos de un incendio, como el aumento de temperatura asociado al fuego, o el humo generado por la combustión.

Nos encargamos de instalarlos y de su correcto mantenimiento para que nuestros clientes siempre estén seguros.

Pulsadores de alarma:

Es un aparato que está diseñado para ser activado en caso de incendio, apretando un botón. Al ser activado, el aparato informa de inmediato a la central de detección de incendios. Los pulsadores modernos cuentan con un LED de color rojo para indicar que han sido activados.

Detectores de humo y CO2:

Son los que se utilizan para detectar un incendio en sus primeras fases, aunque a veces se han de instalar otros tipos de detectores, dependiendo de las zonas a proteger. Se ha de considerar el hecho de evitar falsas alarmas, así pues en locales o sitios donde pueda existir una atmósfera contaminada por polvo o partículas de CO2, como por ejemplo en los aparcamientos, se han de instalar otros tipos de detectores como los termo-velocimétricos, que actuarán si la zona protegida sufre un aumento rápido de temperatura. Para poder elegir el detector de incendios más adecuado hay que tener en cuenta las fases del incendio en el espacio a proteger. Los detectores de humo están especialmente indicados en zonas donde se estima que el incendio será de desarrollo lento, mucho humo, poco calor y llamas casi nulas.

Centrales convencionales y analógicas:

Las centrales convencionales son aquellas cuyos elementos admiten detectores de humo, detectores termo-velocimétricos, barreras, etc. Cada zona puede soportar hasta 20 detectores de 2 hilos y se agrupan en 2, 4 y 8 zonas.

Las centrales analógicas tienen como principal característica reconocer cada uno de los pulsadores, detectores o módulos que lo integran. Pueden llegar a tener capacidad para interconectar 125 detectores, módulos, pulsadores, etc. todo lo que compone el sistema para monitorizar y controlar individualmente los elementos del sistema. De esta manera, cuando suena una alarma indican el punto exacto donde se produce.

Nos encargamos de instalarlos y de su correcto mantenimiento para que nuestros clientes siempre estén seguros.

Sectorización:

Uno de los fundamentos de la protección pasiva contra incendios es la sectorización. Para limitar la propagación del fuego y el humo en un edificio, es necesario sectorizarlo, es decir, dividir el espacio en varios volúmenes para limitar el fuego en el único espacio donde se ha declarado y durante el tiempo necesario para la evacuación.

Pinturas intumescentes:

La protección intumescente es un sistema de protección pasiva contra los incendios. Esto significa que, aunque no ayudan a extinguir el fuego, si reducen la magnitud de los daños y evitan desgracias personales. Al entrar en contacto con el fuego, esta pintura se hincha y se carboniza, formando una barrera aislante que protege la estructura.

Parallamas:

Dispositivo que impide, durante un tiempo determinado, la propagación del calor en un incendio.

Puertas contra incendios:

Las puertas cortafuego son puertas de metal, madera o vidrio que se instalan para evitar la propagación de un incendio mediante un sistema de compartimentación y par permitir una rápida evacuación del edificio. También son conocidas como puertas RF (resistentes al fuego).

Nos encargamos de instalarlos y su correcto mantenimiento para que nuestros clientes siempre estén seguros.

Grupos contra incendios:

Un grupo de bombeo es un sistema de impulsión de agua, comúnmente llamado grupo de presión contra incendios, que sirve para suministrar agua u otros líquidos bajo demanda a una instalación contra incendio, que pueden ser BIEs, sprinklers, hidrantes, toberas de espuma, cañones, etc.

Depósitos de almacenamiento:

La instalación de depósitos contra incendios en los diferentes tipos de instalaciones de protección contra incendios facilita el montaje de las redes de incendio y supone un aspecto muy importante en este tipo de instalaciones, ya que el disponer de la reserva de agua adecuada es de vital importancia para el buen funcionamiento de un sistema de PCI.

Nos encargamos de instalarlos y de su correcto mantenimiento para que nuestros clientes siempre estén seguros.

La instalación de sistemas de control de humos y exutorios es de obligado cumplimiento y muy importante en locales donde su clasificación según el reglamento de seguridad contra incendios sea de riesgo medio y sirve para garantizar la evacuación del edificio en caso de incendio, salvaguardando la vida de las personas.

Elaboramos proyectos de ingeniería y de legalización de instalaciones existentes o en proyecto con el objeto de adecuar estas instalaciones a la normativa vigente de cara a la actividad a realizar.